Inicio : Noticias
unoticias

Personas mayores serán mystery shoppers en la evaluación de servicios SIMPLIT

Garantizar aspectos relacionados con la accesibilidad, la facilidad de uso y la satisfacción del cliente en servicios como la restauración o la utilización de los medios de transporte es el objetivo de la iniciativa SIMPLIT aplicada a servicios que han lanzado el Instituto de Biomecánica (IBV) y la Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España (UDP).

Esta es una de las novedades de la reunión de seguimiento mantenida recientemente entre ambas entidades con el objetivo de analizar la evolución de este ambicioso proyecto creado a finales de 2009 para garantizar que los productos -y ahora también los servicios- estén diseñados teniendo en cuenta las necesidades de los consumidores de todas las edades.

“La buena acogida que ha tenido la iniciativa con la evaluación de la facilidad de uso y el asesoramiento en el diseño de productos, nos ha llevado a ampliarlo a los servicios ofertados por las empresas, un campo en el que hay mucho trabajo por hacer”, explica el presidente de UDP, Luis Martín Pindado.

Para evaluar los servicios, el IBV recurrirá a técnicas de Mystery Shopper, con la colaboración de personas mayores pertenecientes a la asociación UDP de todo el país.

Para Rakel Poveda Puente, directora del ámbito de Personas Mayores del IBV, “al tener en cuenta las necesidades, preferencias y expectativas del cliente, lo hacemos partícipe del diseño y mejora del servicio ofertado, lo que contribuye a su fidelización y asegura el éxito de nuestro negocio”.

Las personas mayores seleccionadas a nivel nacional para hacer de mystery shoppers (clientes sorpresa) recibirán formación impartida por el IBV donde se les explicará en qué consiste su participación en la evaluación del servicio.

La auditoría se completa con la visita de un técnico-auditor que analizará la idoneidad del servicio en materia de infraestructuras. Si por ejemplo es un servicio de restauración, se valorará la accesibilidad al comedor, la distribución del mobiliario o el estado del pavimento.

Los Balnearios de Chulilla, Cofrentes y Montanejos participaron en el estudio piloto donde se han aplicado estas técnicas y en breve recibirán el sello SIMPLIT garantizando que sus servicios tienen en cuenta las necesidades y preferencias de clientes de todas las edades.

Las personas mayores representan el 17% de la población y las previsiones del Instituto Nacional de Estadística (INE) apuntan a que en 2050 el 30,8% de los españoles superará la edad de 65 años.

Al comprar un producto o recurrir a un servicio el consumidor mayor se pregunta si es fácil de utilizar, si se adapta a sus necesidades y qué garantías tiene de que eso es así. Para dar respuesta a estas preguntas nace SIMPLIT, una iniciativa de la Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España y del Instituto de Biomecánica en colaboración con AENOR.

Asegurar la accesibilidad al establecimiento donde se ofrece el servicio, contar con el mobiliario idóneo o que están bien indicadas las salidas de emergencia, son algunos ejemplos de aplicación del diseño basado en las personas mayores en productos y servicios de la vida diaria.


 


Página 9 de 31

Una iniciativa de:

Instituto de biomecánica de valencia variacion-horizontal-color

Con la participación de:

AENOR

Con el apoyo de:

Ministerio de Sanidad y Política Social